jueves, 10 de febrero de 2011

Mochila en transportin

Una mochila es un elemento imprescindible que no puede faltar en nuestras salidas con la bici, ya que nos permite llevar herramientas y piezas de repuesto, por si nos surge una emergencia en la ruta, además de poder llevar el bocata, la fruta, bebidas, y otros accesorios, como los prismáticos o la ropa para abrigarnos en invierno. Yo además, llevo un pequeño botiquín, por si las moscas (ya se ha usado en más de una ocasión).

El problema viene cuando te lo llevas todo a la espalda. En pequeñas rutas no se percibe, pero cuando te llevas 4 horas o más (hay rutas en el que estamos todo el dia) se llega a notar una molestia en los hombros, y la espalda, que se resiente de todo esto, se empapa además de sudor, al no poder transpirar bien.
Para esto, hay una solución: colocar la mochila en el transportin.


Al colocar la mochila en el transportin, aliviamos la espalda, pasando el peso a la bicicleta. Como es una mochila, siempre nos la podemos llevar cuando aparquemos la bici en algun sitio, obteniendo por una parte la caracteristicas de las alforjas (no llevar el peso encima del cuerpo) y de una mochila (fácil transporte y manipulación). A continuación, os describo como colocarla.

Lo primero, evidentemente, es de disponer de un transportin. Recomiendo que la coloqueis. Puede pareceros fea al principio, (le quita el "look deportivo" a la bici) pero es muy útil, y al final queda chula y todo.
Lo primero, cogeis la mochila, y os asegurais que no se quede suelta las asas, para que no se enreden con las ruedas. Con poner en el centro las dos asas, basta. Algunas mochilas poseen redecillas. Podeis poner las asas ahi, se aseguran bien.


Después, colocais la mochila en posición horizontal, encima del transportin (es mejor que tengais el peso distribuido, para que no se vaya a los lados). La parte mas ancha de la mochila, lo pones en el sentido al sillín.


Ahora toca los elementos de sujección. Nosotros le ponemos unos "pulpos". En Decathlon, puedes encontrarlos, de diversas formas. Nosotros llevamos unos que tienen 4 gomas elásticas unidas a unos ganchos. De esta forma, son muy versátiles. Abstenerse de adquirir el de los chinos. Os durará, como mucho, una horas.
Necesitamos dos pulpos:


Uno de ellos, lo engancharemos en el transportin, al igual como se hace con las alforjas, en la parte baja. Con ésto, conseguimos sujetar la mochila, y evitamos que se caiga. Distribuid bien las gomas, para que agarren la mayor superficie de la mochila.


Luego, para asegurar más la mochila, le colocamos el otro pulpo, perpendicular al otro que está colocado. La sujección se puede realizar desde el mismo transportín o enganches de la bici. Y al igual que el otro, distribuimos las gomas, hasta que pareza una rejilla. Y listo.


De este modo, ya podemos llevar la mochila en la bici, sin tener que cargarla  nosotros. Además, podemos colocar la ropa que vayamos soltando, entre las gomas y la mochila, por si queremos cogerla fácilmente, sin tener que abrir la misma.

Pero no es oro todo lo que reluce. Este sistema no está libre de problemas. El peso de la mochila no siempre se puede tener bien distribuida, con lo que tenderá con el tiempo a inclinarse a un lado (más si hay muchos baches en el camino). La mochila no se caerá, pero nos obligará a pararnos de vez en cuando para colocarla bien. Es la principal desventaja que tiene este sistema. Eso si, cuanto más llena esté la mochila, mas presión hará las gomas, y mas firmeza tendrá.
La otra molestia que tendremos al usar este sistema es el acceso a la mochila. Para coger las cosas de su interior, tendremos que ir apartando las gomas, y cuando terminemos, volver a colocarlas bien. No todo es bonito :).

Enumero las ventajas y desventajas que tendremos al usar la mochila en el transportin:

Lo positivo:
  • Liberamos a la espalda del peso. Esto, por si sólo, es un gran punto a favor.
  • La espalda transpira mucho mejor, al no tener la mochila ahi.
  • Al no llevarla a la espalda, podemos meter más peso que antes (o sea, llevar más cosas si queremos) teniendo las ventajas de unas alforjas.
  • Pueden servir como las alforjas, de menos capacidad, ideal para un dia, pero con la ventaja de que es fácil de quitar y poner, y te lo puedes llevar cuando quieras.

Lo negativo:
  • Tendremos que parar para colocar bien la mochila de vez en cuando.
  • Siempre tendremos la sensación de que la mochila está colgando de un lado o se va a caer, restándole un poco de diversión a la ruta, sobre todo en los descensos.
  • El acceso a la mochila se hace algo engorroso, al estar liado con los elásticos. Depende de la paciencia de cada uno.
  • No podemos llevar intrumentos o aparatos delicados en la mochila, como puede ser una camara de fotos. El transportin, al contrario que nuestro cuerpo, no absorbe bien las vibraciones.

Y eso es todo. Actualmente, estoy probando otro sistema para sujetar la mochila al transportin, sin usar pulpos, (teniendo fácil acceso a la mochila), respetando la misma facilidad para quitar y poner la mochila en el transportin y con la seguridad al 100% de que no se caerá. Este nuevo sistema eliminará de golpe la mayoria de inconvenientes que genera usar pulpos. Cuando lleve un tiempo probandolo y le dé el visto bueno, lo publicaré :).

5 comentarios:

  1. Sinceramente, con mis 48 años a cuestas y llevando una pequeña mochila a cuestas he realizado rutas de entre cuatro y seis horas y no mes precisamente la espalda lo que te duele.
    Lo que si aconsejo es que en la mochila se lleve lo imprescindible; bocata, zumos de brick, yo llevo una camara porque no me cabe en ningun otro sitio, a vesces una camara de fotos y si dispones de él un mini botiquin. Nada más.
    Lo del trasportin me parece engosrroso y como se te queda cuando el camino está embarado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A mi es que me pasa eso, que me empieza a doler un poco la espalda, aunque lleve poco peso, como al principio de llevar la bici. Gracias a esto, me he quitado ese problema, y todo lo que sea quitarte dolor, mejor. Yo es que suelo llevar las herramientas además del botiquin (que han hecho falta muchas veces) y los prismáticos (que pesan bastante), que siempre hay algo interesante por lo que pararse y mirar. Aunque lo que dices de imprescindible es lo normal que hay que llevar :), pero yo meto algunas cosas más, porque los uso a menudo.

    A Carmen le pasa igual, ella lleva la mochila en la espalda, y con poco tiempo ya empieza a dolerle...y a ella si que no le quitas de las rutas los prismáticos y la cámara de fotos XD. Le colocaré en breve un portaequipajes delantero o trasero, para que ya esté bien.

    El transportin no es tan malo....no molesta y te vale de guardabarro. Si fueran alforjas si se te queda todo guarro con barro, pero al estar arriba, se mancha poco. Me acuerdo que antes de usar transportin siempre nos manchabamos la espalda o el culo XD. Ya no.
    Lo que si es verdad es el engorro de colocar la mochila con los pulpos....pero ya te digo, que estoy probando unos engaches fáciles de quitar y poner que evita usar pulpos, con lo que ya no es engorroso el sistema.

    Enga, un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me parece genial. Así llevo la mochila en mi bici de ciudad. Lo principal para mi es evitar sudar la espalda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Esta es la versión económica. Ya existen otras mochilas que vienen preparadas para acoplarse al transportín. Cobeña por ejemplo tiene una, que aunque no es una mochila le sirve igual, con buena capacidad y le va bien.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Tambien me gustaria llevar mi mochila en el transportin. q tal fue ese nuevo sistema sinnusar pulpos? En q consiste? Gracias.

    ResponderEliminar